Si el viernes pasado hacíamos alusión a las luces de Navidad que inundan nuestra ciudad en estas fechas hoy nos referimos a otro clásico: el mercadillo tradicional de la Plaza Mayor.

Estos días nos hacíamos eco de cómo era el primitivo mercado tradicional que se ubicaba en la Plaza Mayor y alrededores. Aquel en el que se instalaban los vendedores de pavos y dulces para las comidas de Nochebuena y Navidad.

En los años sesenta, una escena de la película “La gran familia”, inmortalizaba el momento en que el abuelo, Pepe Isbert, perdía a su nieto Chencho en este mismo recinto. Unas imágenes que muchos guardamos en la memoria.

Después, llegaron los árboles, papá noel y los artículos de broma. Eso es ya parte de nuestra historia más reciente. Para los que quieran recorrer aquellos pasos proponemos este vídeo de Antena3. Pulse aquí para visualizarlo.