La iglesia de la Concepción se construyó en el año 1891 en la Calle Hermosilla y unos años más tarde, ya en 1914, se trasladó a la Calle Goya. El edificio lo construyó el arquitecto Jesús Carrasco gracias a los donativos y limosnas de los feligreses. Sin duda alguna su elemento más llamativo y característico es su esbelta torre de 44 metros de alto coronada por una aguja de hierro donde se ubica una imagen de la Virgen; en su cripta se habilitaron enterramientos, de hecho en ella descansan los marqueses de Luca de Tena. En su día llegó a contar con casa rectoral, ropero y comedor de caridad, además de las Escuelas Católicas de la Inmaculada Concepción.

Durante la Guerra Civil quedó destruida y posteriormente se reconstruyó. Al lado de la iglesia se encontraba el Cine Goya que posteriormente se convirtió en teatro. En esta misma calle, en una casa que hacía esquina junto a la Castellana, vivía Elena Sanz, amante del rey Alfonso XII. Resulta interesante apreciar la Calle Goya sin apenas tráfico y únicamente con unos pocos coches estacionados junto a una de sus aceras. La iglesia de la Concepción, ya en nuestros días, sigue aportando a esta vía comercial un toque elegante y a la vez melancólico.

Esta imagen se puede encontrar en nuestro Imágenes del Madrid Antiguo (II)

Calle Goya. Años 30. Madrid