Uno de los entornos de Madrid que más se ha transformado con el devenir de los años es la Plaza de Colón cuyo aspecto, de finales del siglo XIX, revisamos en esta ocasión. A la izquierda de la imagen podemos apreciar parte de lo que fue el palacio de Medinaceli, que terminó siendo derribado en el año 1965 y en cuyo solar se levanta en la actualidad el Centro Colón. A la derecha de la escultura del universal marino genovés, vemos un enorme bloque de viviendas. Éstas son las casas que habitaron Benito Pérez Galdós y la marquesa de Squilache, donde hoy están las Torres de Colón.

Otra notable ausencia en comparación con los tiempos actuales, son los jardines y árboles que rodeaban el monumento y de los que hoy, como bien sabréis, no queda ni rastro.