La barroca fachada del palacio de Oñate en 1913 a medio derruir. Este emblemático palacio fue uno de los más grandes e importantes de la grandeza y debió ser construido a finales del siglo XVI. Anejo a él existía la mancebía de “Los Magnates” cuyos dueños eran María de Peralta y Francisco Jiménez, comunicándose ésta con el misterioso Callejón de la Duda que salía a la calle Arenal. Nos cuenta Pedro de Répide en su libro ‘Las calles de Madrid’ que hubo otra mancebía en la casa que daba a la Puerta del Sol y al célebre callejón, que tenía por nombre de “las Soleras” de la que queda memoria en romances de Quevedo. En este palacio se instaló el primer buzón de correos por ser su propietario Correo Mayor de Castilla. Volviendo a la imagen de la foto tenemos que aclarar que se reinstaló en 1932 en la fachada de la Casa de Velázquez de Moncloa, en la Ciudad Universitaria, siendo destruida durante la Guerra Civil.

Foto incluida en el libro Memoria Visual de Madrid.