Es probable que las tropas de Napoleón no reparasen, en su avance hacia la capital aquella fría mañana envuelta en niebla del 30 de noviembre de 1808, en una de nuestras cascadas o chorreras más espectaculares. Tampoco es de esperar que prestasen una mayor atención al paisaje, esa misma jornada, los temerarios jinetes de la caballería polaca antes de culminar uno de sus mayores logros, que cambiaría el rumbo de la Guerra de la Independencia.

Y lo mismo le sucede, seguro, a la inmensa mayoría de conductores y pasajeros que a diario circula por la Autovía de Burgos a su paso por Somosierra. Sin embargo, fijándonos bien, se puede atisbar desde la misma carretera este imponente salto de agua, escondido entre los afilados riscos de la ladera suroeste de la Peña Cebollera Vieja o pico de las Tres Provincias (denominación, esta última, que recibe al confluir en esta cumbre los límites de Madrid, Guadalajara y Segovia).

Pero no será desde el coche, ni mucho menos, desde donde mejor se pueda apreciar todo el esplendor de la más alta de las cascadas madrileñas. Deberemos acercarnos para ello hasta su base, en un corto y sencillo paseo salpicado de cambrones y piornos, que lucen al unísono sus vistosas flores amarillas a mediados de la primavera.

Las briosas y frías aguas de esta cascada nutren, junto con las de otros arroyos cercanos, el nacimiento del río Duratón, conocido especialmente por las imponentes hoces que lo flanquean, unas decenas de kilómetros al norte, en tierras segovianas. Como curiosidad, este es el único cauce de todo el territorio madrileño que vierte sus aguas al río Duero, en vez de a la cuenca del Tajo.

¿Dónde y cuándo?
En primavera, coincidiendo con el deshielo en las cumbres de Somossieraa, es cuando la Chorrera de los Litueros presenta un mayor caudal. Y si los días previos a nuestra visita ha llovida copiosanete, el espectáculo está garantizado. En el mes de mayo disfrutaremos además de la colorida floración de los cambrones.

Texto incluido en el libro ‘100 Tesoros Naturales de la Comunidad de Madrid‘.