Cuando quedan poco más de veinticuatro horas para que 2011 llegue a su fin, los relojeros de la Puerta del Sol se afanan en que todo funcione correctamente para que todos podamos tomarnos las doce uvas al son de las campanadas.

Jesús López-Terradas, relojero de la Puerta del Sol, explica en este vídeo cómo es el mantenimiento y funcionamiento de este mítico reloj que llegó a Madrid en 1865 procedente de Londres.

El trabajo de este equipo de relojeros es poner a punto el complejo engranaje del reloj, que conserva su maquinaria original en un 98 por ciento. Tras las doce campanadas, se desmonta la famosa bola y la guardan y custodian hasta el próximo fin de año. Vídeo: Youtube, cronicanorte.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=z2e-rf0sPY0[/youtube]