Ayer celebramos la festividad de San Antón, patrón de los animales. En su honor, cada año, se bendicen las mascotas. Pero este santo también da nombre a uno de los mercados más modernos de la ciudad: el Mercado de San Antón. A él nos referimos hoy.

El Mercado de San Antón es un mercado diferente y versátil que conjuga puestos tradicionales como fruterías, carnicerías o pescaderías con otros espacios relacionados con la restauración y el ocio. Y por encima de todo, sus productos se caracterizan por ser de primera calidad.

Cuenta con 7.500 metros cuadrados distribuidos en tres plantas. En la baja, se encuentran los establecimientos comerciales, en la primera, los bares y lugares de restauración, y en la última una gran terraza y un restaurante. En este vídeo nos explican quiénes son sus clientes y qué se van a encontrar. Vídeo: Youtube, RepormadridTV.

[youtube]http://youtu.be/_xhP-f-d1z4[/youtube]