Esta semana nos referíamos a la centenaria Gran Vía y a alguno de sus edificios, como el lujoso Teatro Fontalba. Hoy queremos deleitarnos con la belleza de otra de las históricas construcciones con que cuenta esta arteria: el edificio Metrópolis.

En la confluencia de las calles Alcalá con Gran Vía se levanta este elegante edificio desde el que se tienen unas vistas espectaculares de las calles que une. Toda una joya de la arquitectura madrileña y -sobre todo- un símbolo de la ciudad.

Se construyó para albergar la sede de la compañía de seguros La Unión y el Fénix. Para ello se convocó, en 1905, un concurso internacional. Fue diseñado por los franceses Jules y Raymond Février aunque poco después tomó el relevo del proyecto el español Luis Estévez Fernández Caballero.

Este centenario edificio destaca por su torreón compuesto por varias columnas que sostienen un tercer piso decorado con estatuas. En un principio, la cúpula estaba coronada con el símbolo de la compañía, el ave fénix. En 1975 el edificio pasó a la compañía Metrópolis y desde entonces en su cúpula se divisa la Victoria alada  de Federico Coullaut. (Vídeo: esMADRIDtelevision).

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=WJlq3u1BjwA[/youtube]