Ayer publicábamos un post sobre la historia y trayectoria de la conocida taberna Casa Paco. Hoy, como todos los viernes, proponemos un vídeo que recorre dicha tasca de la mano de Charo, la  hija de Paco.

Después de más de siete décadas abierta, Casa Paco conserva muchos de los elementos que ya existían en el origen del local, como los azulejos pintados de unos de sus cuatro salones, que están ahí desde 1680.

Una de las claves del éxito de este negocio es su antigua cocina de carbón. En ella se cocinan los callos y el pisto, dos de los platos más famoso de la casa. También se conserva la costumbre de cortar las carnes delante de los clientes y su viejo mostrador de madera de nogal, desde el que se sirven los vinos de Valdepeñas, como marca la tradición familiar.

Para visualizar el vídeo pincha aquí.