nav-left cat-right
cat-right

Una Navidad sin Tío Pepe

Son las primeras navidades desde 1936 que el conocido luminoso de Tío Pepe, instalado en lo alto del edificio que corona el número 1 de la Puerta del Sol, no estará allí.

La empresa González Byass de bebidas a la que representa esta imagen ha lamentado que la próxima Nochevieja su luminoso no esté presente en los miles de hogares españoles a través de la televisión.

La razón es el “retraso” en las obras de rehabilitación del edificio. La empresa jerezana ha transmitido en un comunicado que “las obras del edificio del antiguo Hotel París se han retrasado y no se tiene constancia de la fecha exacta de su finalización”.

La importancia de esta imagen radica en su origen ya que Tío Pepe fue instalado en 1936. Esto le convierte en uno de los elementos más antiguos de la Puerta del Sol, anterior a la placa del Kilómetro Cero que es de 1950 y a la estatua del Oso y el Madroño (1967).

En 2010 el Ayuntamiento de Madrid y las bodegas jerezanas celebraron la permanencia del rótulo en su lugar pese a la  aplicación de la nueva Ordenanza de Publicidad Exterior de Madrid. La razón fue su declaración de “histórico”.

Incluso, el alcalde de la ciudad, Alberto Ruiz-Gallardón, lo comparó con la Torre Eiffel porque entendía que ambos elementos surgieron sin vocación de permanencia pero acabaron incorporándose “a lo definitivo” y ya forman parte del paisaje urbano de las dos ciudades.

Más información en ABC, El Mundo, Madridiario.  

 

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies