Esta semana queremos rendir un homenaje a los tranvías madrileños, un transporte que no llegó al siglo de vida pero que dejó huella en muchos de los ciudadanos que los usaron, muchos de los cuales los recuerdan hoy con la nostalgia que proporciona la distancia y el paso de los años.

El Museo de la Ciudad acoge, en su segunda planta, la evolución del transporte madrileño, tanto subterráneo (Metro), como de superficie (autobuses y tranvías). Allí puedes observar reproducciones de los vagones, maquetas de los mismos, billetes y otros recuerdos.

Tampoco hemos querido olvidar a su hermano mayor, el ferrocarril. Las estaciones de tren atestadas de gente, donde los amantes se encontraban o las madres despedían a sus hijos, son otros de los escenarios que aparecen en el montaje.

Recorreremos las principales arterias de la ciudad a bordo de míticos tranvías de otro tiempo. Unas calles que eran compartidas por todo tipo de transportes, desde bicicletas hasta autobuses de dos plantas y también coches, aunque no tantos como hay ahora.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=peCikrYvLX0[/youtube]