“Aunque al presente es vna misma población, no lo fue en sus principios, por ser diferentes sus fundadores, y diversos los tiempos en que se fundaron…Era vn pueblo pequeño, si bien fuerte y murado, cuya muralla era fortísima de cal y canto y argamasa, leuantada y gruessa, de doze pies en ancho, con grandes cubos, torres, barbacanas y fosos: el Alcaçar, fuerte como oy se muestra… Siempre se ha tenido por cierto auer tenido esta Villa dos cercas. La segunda, como menos antigua que la primera, aunque lo es harto, está más en pie, y se ve más patente; si bien está desmantelada por algunas partes, y cada día la van derribando por hartas; cosa que deuiera conseruarse, y no dar lugar a que se perdieran memorias de tanta importancia”.

Así describía Jerónimo de Quintana, en el año 1629 la ciudad de Madrid, así hablaba, de manera rotunda y clara de una realidad que hoy muchos parecen olvidar: Madrid durante mucho tiempo fue una ciudad amurallada. Por ello, en esta ocasión os queremos recomendar esta lectura, este ‘Las murallas medievales de Madrid’ escrito por Isabel Gea Ortigas y José Manuel Castellanos Oñate en el que transitaremos por los antiguos arrabales de la ciudad, sus parroquias, conventos y ermitas y, como no, de sus murallas.

Reviviremos cómo eran aquellos recintos y sus progresivos trazados, atenderemos las palabras de cronistas como López de Hoyos, Mesonero Romanos o Carlos Cambronero. Textos y teorías reforzadas por documentos gráficos como las fantásticas panorámicas de Madrid de Wyngaerde o el clásico plano de Texeira.

Las murallas medievales de Madrid

Las puertas y portillos, los arroyos, la torre Narigues o la fortaleza medieval serán varios de los lugares que transitaremos a través de estas páginas, unas hojas con fotografías a color, ilustraciones y recreaciones a ordenador que nos mostrarán un Madrid muy distinto al que actualmente conocemos. Una manera didáctica y amena de recuperar el pasado de nuestra ciudad.

¿Te gustaría tenerlo? Hazte con él en nuestra tienda online.