Qué duda cabe de que la Feria del Libro de Madrid, convocada cada año en la capital española a finales de mayo e inicios de junio, se ha convertido por derecho propio en uno de  los mayores eventos culturales de nuestra ciudad.

Sin embargo, si atendemos a la cronología oficial que cada año convocan los organizadores oficiales de este magnífico evento cultural, nos haremos una idea equivocada, e injustamente desubicada en el tiempo, acerca de la antigüedad y del origen real de esta Feria del Libro que, a pesar de que casi nunca se diga o aparezca en pocos sitios, es algo mayor de sus raíces en la época republicana de la ciudad de Madrid.

Y es que, como decimos, aunque las autoridades que cada año convocan la Feria del Libro de Madrid, puedan obviar algunos aspectos históricos de este acontecimiento, en la actual ubicación del parque del Retiro de Madrid, lo cierto es que este tiene un inequívoco sabor republicano. Lo que poca gente conoce es que su primera edición no se produjo durante el franquismo en los años 40, sino durante el gobierno de la II República del presidente del Gobierno Manuel Azaña y durante la alcaldía madrileña del mítico Pedro Rico López, primer alcalde republicano de Madrid.

Debido a ello sería más correcto afirmar que este evento tuvo su inauguración, coincidiendo con las efemérides de la muerte del genio de las letras españolas, don Miguel de Cervantes un 23 de abril de 1933. Tal evento, aparte de en los periódicos de la época, como La Vanguardia o el Heraldo de Madrid, es narrado por el escritor José Esteban en su libro El Madrid de la República. En dicho escrito, Esteban retrotrae las ferias de libros a épocas medievales, pero de forma itinerante y no periódica, y tuvo que ser esta Feria del Libro la que acercó al gran público madrileño, de forma permanente, el fondo de los editores.

Feria del Libro de Madri

En Madrid, ya era costumbre la presencia de un mercado permanente de libros en la actualmente famosa Cuesta de Moyano. Desde 1925 permaneció abierta de forma estable la venta constante de libros en Moyano en unos cajones de madera de pino, con un máximo de treinta casetas, y unas condiciones precarias, sin excusados, calefacción ni electricidad de ningún tipo. La primera edición de la Feria del Libro de Madrid tuvo lugar entre el 23 y el 29 de abril de 1933 en su anterior y vieja ubicación, el paseo de Recoletos de Madrid, contando con veinte casetas donde estuvieron las principales editoriales del momento. La mayoría han pasado ya a la historia aunque había ya ciertos nombres que nos son familiares, como es el caso de Espasa Calpe, que ya en 1933 destacaba como una editorial y librería de éxito.

Texto incluido en nuestro libro ‘Episodios del Madrid Republicano

Feria del Libro de Madrid