nav-left cat-right
cat-right

Los Carabancheles a principios del S. XX

La Restauración monárquica que coronó Alfonso XII supuso una cierta estabilidad política que propició el crecimiento de Madrid y, por ende, de los Carabancheles. No sólo nos referimos al crecimiento de la ciudad sino también a su transformación. En este sentido, los Carabancheles dejaron de ser núcleos rurales y agrícolas para evolucionar a municipios urbanos e industriales.

En los primeros treinta años del S. XX se registra un crecimiento poblacional importante, viéndose interrumpido de golpe por la Guerra Civil. Fue necesaria una década para que los Carabancheles fueran reconstruidos. Y será en 1948 cuando ambos municipios sean anexionados al Ayuntamiento de Madrid.

El transporte será uno de los elementos que mejore la vida de los de Carabanchel. El primer medio utilizado fue la diligencia que se estableció en 1833 con una línea entre la calle Caballero de Gracia y Carabanchel. Y dos años después se establece otra línea de otra compañía que va desde la calle de Toledo hasta Leganés.

Inauguración del tranvía a los carabancheles en 1879

Alfonso XII inaugura en 1877 una línea de tranvías que llega hasta Carabanchel Bajo, un año después existe otra línea que va hasta Carabanchel Alto y otro año más tarde ya se puede llegar en tranvía hasta Leganés. Estos acontecimientos fueron decisivos para comprender el crecimiento urbano de este municipio.

Aquellos primeros tranvías a vapor fueron sustituidos por electricidad a partir de 1903. A la altura de 1909 ya había una doble vía entre Madrid y Carabanchel. Y veinte años más tarde se crea un ramal entre la calle General Ricardos y el Hospital Militar, por el actual paseo de Muñoz Grandes.

En estos años se instalan en Carabanchel nuevas instituciones. Es el caso de los Salesianos que, en 1902, instalaron su colegio en lo que un día fue la finca del conde de Reparaz, constituida por un palacio con decoración neomudéjar y amplios jardines.

En 1912 se levantó en el solar de una ermita, la iglesia de San Miguel Arcángel, en la actual calle de General Ricardos 11. El estilo está muy relacionado con el neomudéjar y con el toscano que hacía Enrique María Repullés y Vargas. Fue destruida durante la Guerra Civil y restaurada después por Regiones Devastadas.

Por su parte, en 1890 empieza a funcionar el colegio reformatorio de Santa Rita construido sobre la finca donada por el Marqués de Casa Jiménez y otra franja de Jaime Girona. En 1871, el colegio de Nuestra Señora de las Escuelas Pías se instalará en la casa palacio donada por Rosario del Vall y en 1888 se establece el manicomio del doctor Esquerdo. El último año del S. XIX se construye el instituto San José para enfermos epilépticos y en 1900 se inaugura la casa asilo de Ancianos Desamparados.

Más información en “Carabanchel, un distrito con historia” de José María Sánchez Molledo. 

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies