nav-left cat-right
cat-right

La Torre de Madrid

En 1957 se acababa de terminar la primera fase de la Torre de Madrid convirtiéndose en la construcción más alta de España hasta que llegara el Pirulí, allá por el año 1982. Hoy, sigue siendo uno de los rascacielos más altos del país, con 142 metros.

Fueron los hermanos Otamendi quienes desplegaron todo su ingenio en una obra de nueva inspiración. Se desprenden del estilo anterior empleado en el edificio España, en búsqueda de líneas dinámicas basadas en los rascacielos de Nueva York.

Metrovacesa, propietaria del inmueble, ha puesto a la venta pisos de lujo tras una reforma del interior. Son los de la mitad superior de la torre, más concretamente los de las plantas 15 a 32. La mitad inferior sigue vacía.

La Torre de Madrid nació en lo que entonces era la Avenida de José Antonio. En aquel momento, aquel edificio albergaba cine, sala de fiestas, oficinas y un sinfín de tiendas. Eso es lo que refleja la memoria del proyecto, firmada en 1954 por Julián Otamendi (arquitecto) y José María (como consejero delegado de Inmobiliaria Metropolitana, que luego sería Metrovacesa).

De aquellos negocios solo queda una pequeña peluquería en la planta baja. El representante de la inmobiliaria espera que cuando la crisis remita, las quince plantas vacías vuelvan a tener vida.

Más información en El País.

Una respuesta para “La Torre de Madrid”

  1. Ricardo dice:

    La Torre tendría vida si los precios fueran asequibles, pero como siempre, ponemos precios para mafiosos y corruptos, así no hay manera…

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies