Hoy comienzan las fiestas en honor a nuestro patrón San Isidro. Desde hoy y hasta el 18 de mayo hay actuaciones y actividades en los distintos escenarios típicos de estas fiestas. Aunque la pradera siempre fue el lugar de referencia.

La pradera de San Isidro (Goya, 1788)

La pradera de San Isidro (Goya, 1788)

San Isidro fue canonizado en 1622 por Gregorio XV, aunque la bula de la canonización no fue publicada hasta 1724 por Benedicto XIII. Después de este momento se instituyó el 15 de mayo como fecha para celebrar la romería por el santo.

La pequeña romería suponía un importante esfuerzo de organización ya que no faltaban diversiones como bandas de música, fuegos artificiales, bailes, la venta de los botijos, rosquillas y otras confituras. En “El Heraldo” del 12 de mayo de 1846 se decía literalmente:

Han empezado ya los preparativos en las inmedisciones de San Isidro para la famosa romería. Los pobres de San Bernardino tienen colocadas sus hileras de cajones para las confiteíias y venta de licores. El tío Vivo ha tomado ya puesto, y en todo el día de hoy quedará corriente el columpio y juego de caballos. En la pradera no se ve otra cosa que puestos de buñuelos que trascienden a aceite frito. Los dos caminos principales han tenido algunas mejoras, aunque de poca consideración, siendo la más notable la colocación de guarda- cantones, pasado el puente de Segovia, para que los carruajes, al tomar aquella vuelta, tengan una dirección fija, sin atropellar a la gente.

Más información en Fiestas tradicionales madrileñas de Reyes G. Valcárcel y Ana Mª Écija.