Cierto es que en Aranjuez ya el capitán Lunardi había realizado unas ascensión en globo, saliendo de los célebres Jardines el día 5 de junio de 1784, pero Madrid vio por primera vez un globo aerostático el 12 de agosto de 1792, mientras se hinchaba en los Jardines del Retiro. El globo tenía 31 pies de diámetro en su parte más ancha y a su alrededor, y a conveniente distancia, se situó un circo de sillas para que el público pudiera ver la ascensión con toda comodidad. A veinte reales se pagaron los asientos de la primera fila, que era una elevada cantidad, y a cuatro se cobró la entrada de a pie, tras las filas de los sentados .En total el espectáculo sabemos que produjo un beneficio de 104.372 reales a valor de los Hospitales de la Corte.

Todo dispuesto, comenzó la elevación del globo… y el asombro de los espectadores, a las seis menos dos minutos de la tarde. A las siete menos cuatro ya se había perdido enteramente de su vista, Al pasar por Aldea del Fresno, asustó a los lugareños que le tiraron piedras y a poco no lo tirotean, y por fin vino a posarse en la localidad de Daganzo. Lunardi había tenido éxito.

Tanta repercusión tuvo el espectáculo de esta ascensión que se hizo un grabado del lugar de donde ascendió, con indicación de las filas de espectadores sentados, que se encuentra en el Museo Municipal- Y en el Museo del Prado hay un cuadro de Antonio Carnicero en el que se ve el Retiro, el globo en el aire y el gran número de madrileños que contemplan el espectáculo y que, en muchos casos, visten todavía el traje regional de cada uno, que era utilizado entonces habitualmente.

Primera ascensión en globo en Madrid, Antonio Carnicero

Texto incluido en nuestro libro ‘Sucedió en Madrid: Hechos curiosos y raros de la historia de Madrid’ de José del Corral.

Sucedió en Madrid, José del Corral