nav-left cat-right
cat-right

La fuente más alta y la más baja de Madrid

lafuentecilla

Foto extraída de la Wikipedia

En 1952 se inauguró en la Glorieta de San Vicente la fuente más alta de Madrid, con 21 metros, dedicada al arquitecto Juan de Villanueva, exponente del neoclasicismo madrileño. Estuvo en aquella ubicación cuatro décadas.

En 1995, con la remodelación de la Puerta de San Vicente en esa misma glorieta, se pensó que era mejor trasladar dicha fuente al paseo de Camoens, en el Parque del Oeste. También desde allí sobresale entre los árboles, dadas sus dimensiones.

Por su parte, la fuente más pequeña de Madrid, pero solo por su nombre (no por su tamaño) es “la Fuentecilla”, situada en la confluencia de la calle de Toledo con Arganzuela y Mira el Río. Esta fuente fue construida en homenaje a la entrada de Fernando VII en Madrid, tras su exilio en Francia.

Esta fuente constrfuida en 1816 por Alfonso Rodríguez y Manuel Álvarez representa al Imperio que fue un día la monarquía española. En los lados aparecen los dos escudos de Madrid, uno con el oso y el madroño y otro con el oso y el dragón, antiguo blasón de armas de Madrid.

Más información en Madrid curioso de Mª Isabel Gea Ortigas.

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies