Cerca de la Puerta de Toledo está el Rastro madrileño, con numerosas tiendas de antigüedades y muebles antiguos. Es fácil ver a sus comerciantes sentados a la puerta a la espera de que llegue algún cliente. Una zona genuina y por la que resulta una delicia perderse, calles como la de Rodas o la  de Fray Ceferino González, con sus pendientes y sus comercios tradicionales dan la bienvenida al forastero con una amable palmada sobre la espalda.

Pero si algo destaca en este paisaje es ver como muchas de las tiendas, especializadas en objetos antiguos, sacan sus artículos a las calles, prolongando sus establecimientos sobre las desgastadas aceras del barrio, para darle un toque cercano. Una brisa de pueblo en toda una capital europea. Miradas de otra época que se resisten a adaptarse a los tiempos modernos.

Podrás encontrar esta fotografía en nuestro libro ‘Imágenes de / Pictures o Madrid’.

Rastro de Madrid