En la fotografía aparece la escalinata frontal que se construyó en 1905 con motivo de la boda de Alfonso XIII. En la actualidad, el claustro ha sido incorporado al Museo del Prado bajo proyecto y dirección de Moneo.

Una solitaria y calmada escena que poco tiene que ver con el panorama habitual de esta zona, casi siempre repleta de turistas dada la proximidad del Museo del Prado.

Imagen incluida en nuestro estuche de ‘Imágenes del Madrid Antiguo’ (I)

San Jerónimo el Real