La Puerta de Atocha estuvo primitivamente en Antón Martín. Se trasladó a este paraje y se remodeló. Su arquitectura constaba de tres arcos de ladrillo y era muy poco notable, siendo derribada en 1851. La estación del Mediodía o Atocha fue la primera que existió en Madrid. De ella salió el primer tren que hizo el recorrido Madrid – Aranjuez, con la reina Isabel II a bordo, el 9 de febrero de 1851. Los madrileños empezaron a llamar “tren de la fresa” a esta línea por transportar en ella la riquísima fruta. Sufrió un aparatoso incendio y se reemplazó con la proyectada por Alberto de Palacio, inaugurándose con un gran banquete que celebraba el Cuerpo de Infantería para conmemorar el haber sido designada como patrona de este arma a la Virgen de la Concepción.

Podrás encontrar esta fotografía en nuestro estuche de Imágenes del Madrid Antiguo.

Puerta de Atocha. Finales años 20