Paseo de la Castellana desde la Plaza de Gregorio Marañón. Foto: Manuel Urech