En la calle Ancha de San Bernardo, esquina a la de la Estrella, estaba el palacio del duque de Lerma. Aquí vivió como paje del duque de Denia, después de Lerma, Don Rodrigo Calderón que entró a formar pare de su servicio. Más tarde, siendo el duque valido del rey Felipe III, consiguió nombrarle secretario de Estado, y se le dio el título de marqués de Sieteiglesias. Aquí vinieron a buscarle cuando, caído en desgracia el duque de Lerma, las intrigas se volcaron contra Don Rodrigo, que había hecho muchos enemigos. La casa le sirvió de prisión. Murió en la horca en la plaza Mayor y es famoso el dicho “Tienes más orgullo que Don Rodrigo en la horca”, aunque no murió ahorcado sino degollado. El palacio sirvió de residencia a los duques de la Conquista, a principios de siglo. En los años 50, además de estar los bajos ocupados por locales comerciales, había un Centro de Estudios de la Delegación Provincial de Excautivos de la FET y JONS y la Comisión Liquidadora de Responsabilidades Políticas. Ajeno a la historia del caserón, pasa con su mercancía un repartidor en la práctica bicicleta – triciclo.

Foto incluida en nuestro estuche de Imágenes del Madrid Antiguo.

Calle San Bernardo, 1954