El origen del actual mercado de San Miguel se remonta a principios del siglo XIX, en tiempos del rey José Bonaparte que mandó derribar la iglesia parroquial de San Miguel, con el fin de crear una plaza. Ésta quedó destinada a la venta de pescado en 1809. Ya desde la Edad Media existía en esta zona un marcado carácter comercial. El mercado abierto consistía en cajones destartalados y poco saludables. Hacia mediados de siglo, los propios comerciantes pidieron la reforma del mercado; pero no fue hasta 1913 cuando comenzaron las obras del mercado cubierto, que contó como arquitecto con Alfonso Dubé. El costo total ascendió a 300.000 pesetas. En época de Navidad, se permitía ampliar el mercado con puestos en sus alrededores.

Imagen incluida en nuestro estuche ‘Imágenes del Madrid Antiguo

mercado de san miguel