Fotografía de comienzos del siglo XX. Se trata de una magnífica secuencia tomada en la Ronda de Toledo, en  la que vemos en primer término a dos vendedoras de gallinejas y chicharrones, entre otras frituras, a las que la gente llamaba popularmente “mondongueras”. El artilugio usado normalmente para estos menesteres era una especie de estufa, en la que se encendía el carbón en su parte baja, contando con una chimenea para la salida de humos. Su ubicación aproximada está frente a la parte final de la Ribera de Curtidores, último tramo desde la calle de Mira el Sol hasta Ronda de Toledo, de las “Américas Altas”. Cruzando la Ronda aparecía frente a ésta la zona llamada “Bazar de las Américas Bajas”, cuya entrada se realizaba por el número 18 de la Ronda de Toledo. La valla, o más bien pequeña  muralla que se ve al fondo, cercaba el “Casino de la Reina”. Posesión llamada antiguamente Huerta del Bayo, y que fue regalada por el Ayuntamiento de Madrid a la segunda esposa del rey Fernando VII, Isabel de Braganza. En la década de 1910 fue derribada dicha cerca y sustituida por la que hoy se puede ver, la cual a su vez estuvo cercano los Jardines del Buen Retiro hasta 1907, año en que empezaron las obras de construcción del Palacio de Comunicaciones.

Fotografía incluida en el libro Memoria Visual de Madrid que incluye más de 200 imágenes antiguas inéditas.

 

Ronda de Toledo, fotografía antigua de Madrid