Hoy nos paseamos por esa Calle Toledo que parece extraída de unos párrafos de Galdós, por aquel Madrid de paredes desconchadas y firmes de adoquines. Nos ubicamos en la Calle Toledo junto a la Plaza de la Cebada. Aquí estuvo el convento y hospital que fundase Beatriz Galindo, conocida como La Latina, a principios del Siglo XVI y que fue derribado en el año 1904 para ensanchar la calle. La bella portada se conservó y se instaló, en el año 1960 junto a la Escuela de Arquitectura de la Ciudad Universitaria. Es lo único que se mantiene vivo de este bonito recuerdo.

Fotografía incluida en nuestro Estuche de Imágenes del Madrid Antiguo

Hospital de La Latina, finales del siglo XIX