En el invierno de 1956 se pudo leer el anuncio: “Diviértase en la Feria del Cerebro Electrónico”. Se celebraba en un local de los bajos de un cine de la Gran Vía. Esto, acompañado de una publicidad muy nueva causaba una verdadera sensación en la calle. Sobre todo al ver a los hombres-anuncio que, como el hombre “interplanetario” de la fotografía, vestido como un robot electrónico, inducían a comprar un producto de este tipo.

Fotografía incluida en nuestro estuche de Imágenes del Madrid Antiguo.

Hombre interplanetario en la Gran Vía