El Mercado de la Cebada es un de los más tradicionales y emblemáticos de la capital, en esta ocasión rescatamos del olvido su aspecto original, el que tuvo desde su inauguración en el año 1875 a manos del rey Alfonso XII hasta su demolición, y posterior sustitución, a mediados del siglo pasado. Aquel primitivo mercado se caracterizaba por el empleo de hierro en su estructura.

Clientes, porteadores, vendedores y comerciantes, todos ellos daban a este mercado un movimiento y ajetreo constante tal y como se aprecia en esta fotografía de 1929. Una postal de lo más costumbrista y reveladora del estilo y forma de vida del Madrid de hace un siglo.

En la actualidad el Mercado de la Cebada no atraviesa por su mejor momento y hay algunas voces que optan por su derribo, no obstante, viendo fotografías como ésta somos capaces de entender la incalculable historia que arrastra su nombre.

Mercado de la Cebada, 1929, Madrid