En la imagen de la semana tenemos el gusto de retroceder al año 1948. En aquella época uno de los principales divertimentos de ocio era el circo. De hecho , en Madrid había alguno fijo, como el Price, que no cerraba en todo el año y otros tantos ambulantes que se levantaban durante un tiempo concreto en distintos puntos de la capital. Uno de los solares destinados a esta función es el terreno que actualmente ocupa el Palacio de Deportes de la Comunidad de Madrid y donde antaño se alzó la Plaza de Toros de la Avenida de Felipe II.

Resulta llamativo que donde hoy la ciudad vive su día a día sin tiempo casi para los recuerdos, antaño estuvo, por ejemplo, un circo, con su enorme carpa, sus camiones y remolques para los animales y todo ese universo rodante que arrastra consigo la familia circense.

Imagen extraída de nuestro libro ‘Imágenes del Madrid Antiguo

Circo en Madrid