Madrid inició el Siglo XX sumido en profundas transformaciones. Trabajos urbanos y de infraestructuras que cambiaron su aspecto para siempre. Ya entonces se comenzaban a marcar, y mucho, los contraste de una ciudad en la que confluían enormes fortunas con trabajadores y familias de carácter humilde. La foto que publicamos esta semana habla de esta segunda realidad.

En la imagen varias personas llevan a cabo su rutina compartiendo vida en un austero patio de vecinos, entre las ropas de tender y las vigas del primer piso que, sinceramente, dudamos hayan resistido al paso del tiempo. La fotografía se tomó en el año 1910 en la Calle Ercilla. Sería interesarte pasarse hoy en día, 105 años después de que se tomase la imagen, para admirar su aspecto igual.

Calle Ercilla 1910