Un ambicioso proyecto de divertimento acuático, embalsando el agua procedente del río Manzanares, cristalizaría con la construcción de lo que posteriormente se denominó “Playa de Madrid”, cuyas obras se pueden apreciar en esta fotografía. Estas instalaciones, finalizadas en 1932, sufrieron un considerable deterioro durante la guerra civil, siendo reconstruidas años más tarde. Este fue uno de los lugares más frecuentados por los madrileños en la época estival. El servicio de camionetas para llevar al público hasta la llamada Playa de Madrid salía desde la Plaza de Moncloa.

Fotografía incluida en nuestro libro ‘Memoria Visual de Madrid’, una fantástica colección de 212 imágenes antiguas e inéditas.

Plaza de Madrid