En el cruce de la calle Princesa con la de Alberto Aguilera, se encontraba la estatua de D. Agustín Argüelles, inaugurada con motivo de la jura del rey D. Alfonso XIII, en el año 1902. Este personaje fue tutor de Isabel II y creó el barrio que lleva su nombre. Al principio de la calle, existió una pequeña ermita, la de la Cara de Dios, que daba lugar a una famosa romería el día de Viernes Santo, ya desparecida en los años 30. En su lugar, se creó la verbena de San Fernando, también llamada de la Princesa, porque se celebraba al final de la calle y en la plaza de la Moncloa.

Podrás encontrar esta imagen en nuestro Estuche de Imágenes del Madrid Antiguo.

Calle Princesa. Años 30. Madrid

Calle Princesa. Años 30. Madrid