Aparcado en la acera derecha vemos un camión de reparto de la gaseosa La Casera. En esta fecha su dirección comercial estaba en las calles Cactus y Tarragona. Se había convertido en una bebida muy popular. Solar, para los niños o acompañando el vino peleón de las comidas familiares. Hasta 1958 no salió publicada en el Boletín Oficial del Estado la reglamentación de su elaboración y venta. También podemos ver a u una de las muchas floristas que tenían su humilde puesto en cualquier calle, en este caso la calle de Calatrava, cercana al Mercado de la Cebada.

Imagen incluida en nuestro ‘Estuche de imágenes del Madrid Antiguo