Pasear por el histórico barrio de La Latina es una de las mejores opciones para toda persona que guste conocer el lado más íntimo de Madrid, y si esta caminata se produce al caer la tarde, todavía mejor. Una de las más agradables sorpresas nos espera es esa pequeña amalgama de plazas que conforman la Plaza de los Carros, la de San Andrés y la del Humilladero. Sin unos límites claros que las definan, todas ellas tienen la suerte de encontrarse y formar parte de uno de los escenarios más bonitos de Madrid.

Supervisando a todas ellas se levanta la Iglesia de San Andrés, cuya extraordinaria capilla de San Isidro se construyó en el año 1667 y en ella se albergaron durante mucho tiempo los restos del patrón de Madrid, hasta su definitivo traslado a la Colegiata que lleva su nombre en la Calle Toledo.

Este templo de piedra y ladrillo destaca por su cúpula rematada con una linterna, una iglesia que luce elegante y bonita en cada atardecer, como en la foto que os queremos mostrar hoy.

Esta imagen la podrás encontrar en nuestro libro Imágenes de / Pictures of Madrid.

Iglesia de San Andrés, Madrid