En el año 1930 ocurrieron muchas cosas, por ejemplo se celebró el primer Mundial de fútbol en Uruguay. También nació toda una estrella de los dibujos animados, el famoso Mickey Mouse. Mientras en nuestras fronteras García Lorca publicaba su obra ‘Poeta en Nueva York’. ¿Y mientras tanto en Madrid que ocurría? La capital se iba modernizando, paso a paso y ladrillo a ladrillo, aunque todavía arrastraba  la herencia de tiempos vetustos.

Una imagen que muestra a la perfección esta lenta transición es la foto de Diego González Ragel que os mostramos esta semana. Tomada en el año 1930 en ella apreciamos la Ermita de la Virgen del Puerto ubicada a término medio entre el Madrid más elegante y el más humilde. Éste lo vemos en primer término en esos lavanderos donde, cientos de mujeres día tras día, faenaban bajo cualquier condición climatológica, a orillas del Manzanares. En el horizonte, el Palacio Real, todavía sin su inseparable catedral de la Almudena, domina una escena costumbrista y cautivadora de la que somos lejanos testigos.

Imagen incluida en nuestro libro ‘Madrid Interrumpido

Ribera del Manzanares, 1930