nav-left cat-right
cat-right

La estación de Atocha

El barrio toma su nombre de la antigua estación de Atocha, también conocida como del Mediodía. La razón de este nombre es que todas las líneas que partían de allí tenían como destino ciudades del sur de España.

Isabel II inauguró la primera línea de tren el 9 de febrero de 1851. Saldrá de Madrid en dirección a Aranjuez, es el llamado “Tren de la fresa”. Poco tiempo después esta línea se prolongaría hasta Levante, concretamente a Alicante.

A la estación originaria también se le denominaba “embarcadero” porque era una especie de cobertizo en forma de “U”. Los dos andenes existentes  -de salidas y de llegadas- estaban cubiertos por techos de madera.  Un incendio en 1863 destruye la estación y un año después, la Compañía Ferroviaria Madrid- Zaragoza- Alicante (MZA) comienza las obras de reconstrucción. Sólo subsistirá veintiséis años más.

A la altura de 1892 Alberto del Palacio inaugura la estación de hierro que conocemos hoy. Un siglo después, Rafael Moneo la transformó en un jardín tropical con una gran variedad de árboles y plantas. La temperatura siempre a 24 grados propicia que hoy sea un lugar de encuentro y paseo además de un lugar de paso.

En  ese mismo año Moneo construyó un apéndice de la nueva estación de Atocha en la Avenida de la Ciudad de Barcelona que serviría también de intercambiador de otros transportes, como autobuses y metro, además de un aparcamiento. 

Más información en “Historia de los distritos de Madrid: Arganzuela”, de Mª Isabel Gea Ortigas.

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies