nav-left cat-right
cat-right

La ermita de San Antonio de la Florida

floridaHoy celebramos la onomástica de San Antonio y por eso nos referimos a la ermita que lleva su nombre. Hubo un tiempo en que existieron dos ermitas. El lugar elegido para la construcción de la primera fueron los terrenos del Real Sitio de la Florida. Fue construida por Churriguera en 1720 junto a la Puerta de San Vicente. Esta ermita fue, en su origen, parroquia palatina de la Florida, encargándose del culto la Iglesia de San Martín. En 1768 fue demolida porque quedó muy estropeada tras la construcción de camino del Pardo.

Esa fue la razón por la que dos años después se levantó la segunda ermita, un poco más al norte que la anterior en el lugar que hoy ocupa la Estación del Norte. El arquitecto de ésta fue Francisco Sabatini, pero esta construcción duró en pie poco más de veinte años, pues fue derribada cuando Carlos IV mandó cerrar los jardines de la Posesión Real de la Moncloa.

En 1792, Francisco Fontana, arquitecto de la Corte de Carlos IV, comenzó las obras de una tercera ermita situada más al norte aún, en el actual Paseo de la Florida, donde permanece en la actualidad. La planta es de cruz griega con un solo crucero y una cúpula central con linterna.

Se terminó de construir en 1797 y fue declarada Monumento Nacional en 1905. A pesar de sus reducidas dimensiones y su escaso valor arquitectónico es una de las ermitas más famosas de Madrid gracias a Goya que fue quien decoró su cúpula por encargo de Carlos IV.

Goya tardó ciento cuarenta días en realizar los frescos. El resultado final fue espectacular, representó el milagro de San Antonio resucitando a un muerto para que declarara el nombre de su asesino. Entre los personajes representados figuran personas célebres como la Duquesa de Alba y el Príncipe de la Paz, entre otros.

En el S. XX se recomendó la protección de la ermita porque la aglomeración de personas y el humo de los cirios estaba dañando los frescos, existiendo peligro de que desaparecieran. En 1928 Juan Moya terminó la construcción de una ermita gemela  situada junto a la antigua. A partir de ese momento, el culto se trasladó allí destinando la antigua a Museo de Goya.

Más información en Guía del Patrimonio Cultural de Madrid, de Mª Isabel Gea.

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies