Foto: Madridiario

La semana pasada se abrió al público la biblioteca municipal “Iván de Vargas”, en pleno barrio de los Austrias. Este es el punto final a una historia de un edificio de carácter protegido que fue demolido en 2002 por “no poderse mantener en pie”, según el arquitecto responsable de su rehabilitación.

La originaria finca de los Vargas, que data del S. XVII, ha pasado por muchas penalidades hasta hoy. Lo que actualmente podemos ver es una reconstrucción del edificio original. Se ha conservado la estructura histórica, la altura, los huecos de los patios interiores y los escudos heráldicos de la familia.

Los Vargas fueron una familia muy influyente en la época de Alfonso VI en el S. XI. Entre los criados de Iván de Vargas estaba un tal Isidro Merlo y su mujer, María Toribia; un matrimonio humilde y trabajador que, tiempo después, serían conocidos como San Isidro Labrador y Santa María de la Cabeza.

Uno de los patios que se ha recuperado conserva el brocal de un pozo que se relaciona con San Isidro. Por su situación y por el pasado que tiene a sus espaldas el edificio, en la nueva biblioteca se pueden encontrar hasta 2500 títulos, algunos difíciles de encontrar, relacionados con la historia de Madrid.

Tras tres años de retrasos y nueve de obras, la biblioteca “Iván de Vargas” se levanta hoy en la esquina de las calles de San Justo y Doctor Letamendi. Un edificio que conjuga en sí mismo tradición y modernidad y que cuenta con casi 40.00o títulos de fondo y 200 puestos de lectura.

Más información en El País, ABC y Madridiario.