nav-left cat-right
cat-right

La capa, prenda castiza en desuso

La capa, también conocida como la pañosa, era una prensa elegante y confortable que solían lucir con extraordinario buen gusto los caballeros más castizos de ese Madrid tradicional ya desaparecido.

Lo más habitual era que se usase desde el otoño a la primavera y durante todo el día. Aunque también admitía cubrir trajes de etiqueta por la noche. Era una prenda universal cuyo origen se remonta muchos siglos atrás.

Los chisperos madrileños la llevaban como prenda obligada. Al marqués de Esquilache le costó el puesto los grandes esfuerzos que hizo para que se acortara la capa y para que se cambiara el sombrero ancho por el extranjero de tres picos.

Se podía llevar suelta o embozada. La técnica del embozo requería cierta soltura: sujetar con los dedos índice y pulgar, como en un pellizco, el interior de la capa, a unos diez centrímetros, dar vuelo a la pañosa con el codo y con un movimiento rápido y envolvente lanzarla sobre el rostro, de forma que quede perfectamente ajustada al cuerpo. Cuando el tiempo no es lo suficientemente frío se puede llevar sobre los hombros, sin embozar.

La capa no sólo servía para abrigar, era un símbolo de distinción y elegancia. Una tradición enraizada en la vida social de aquel viejo Madrid. Una símbolo que sólo algunos llevan todavía como herederos de aquella esencia.

Más información en “Memorias de un Madrid vivido. El sonido del recuerdo”, de Alberto Delgado. 

2 respuestas para “La capa, prenda castiza en desuso”

  1. Mayrit dice:

    Pues a finales del XIX y principios del XX la capa la llevaba una ilustre madrileña: la diosa Cibeles que cada poco en los inviernos amanecía con esa prenda para que no pasara frío. ¿Y quién era el que la tapaba de esa manera? pues el empresario Felipe Ducazcal que la primera vez se apostó a que era capaz de ponerle tan elegante prenda y al final se lo tomó como costumbre 🙂

    Un saludo desde mi Madrid del alma
    Mayrit

  2. Marivi dice:

    Tengo la suerte de haber heredado la capa española de mi padre, y aunque soy chica, la he utilizado en múltiples ocasiones.

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies