calle del desengañoEntre las calles de Valverde y Concepción Arenal se encuentra la calle Desengaño. Fue conocida con este nombre hasta que en el siglo XVII se instalara allí el convento de San Basilio, más concretamente entre las calles del Desengaño, Barco y Valverde. A partir de ese momento se empezó a denominar popularmente San Basilio o de los Basilios, aunque nunca cambió de nombre oficialmente.

El nombre le viene de una curiosa aventura nocturna que le ocurrió al Caballero de Gracia. Según cuenta la leyenda, estaba el citado caballero rondando a una dama que vivía por la zona, cuando se encontró con el caballero Vespasiano de Gonzaga, uno de sus mayores rivales.

En estas andaban, intentando llegar a las manos por celos, cuando se les cruzó una sombra cubierta con un velo seguida de un zorro. Los hombres suspendieron el desafío rápidamente y decidieron seguir a la sombra, que se paró en una tapia. Los dos quedaron más que asombrados al descubrir que no era más que una momia bien conservada.

La frase que pronunciaron en aquel momento fue ¡Qué desengaño! dando origen al nombre de la calle. Sin embargo, se dice que toda esta historia fue un invento para infundir miedo a los que por aquí transitaban ya que en una quinta cercana se reunían unos conspiradores que favorecían las aspiraciones del príncipe Carlos, hijo de Felipe II.