nav-left cat-right
cat-right

El pasado de Cadalso de los Vidrios

Hoy proponemos una incursión y excursión a uno de los pueblos de Madrid con mucha historia: Cadalso de los Vidrios. Esta localidad vive en la actualidad de la piedra, el vino, la recogida de piñones, el turismo y en menor medida de las huertas y de sus célebres higos. Pero hubo un tiempo en que se dedicó a la fabricación de objetos y útiles de vidrio. De aquella primitiva factoría solo quedan el recuerdo y algunas ruinas, lo mismo que de sus defensas que dieron nombre al pueblo.

A los vecinos de Cadalso se les conoce popularmente como “soplones”, en recuerdo de los abundantes hornos de vidrio soplado que poblaron la comarca durante ocho siglos, del XII al XX. Parece que aquellos vidrios fueron de mucha calidad, tanto como los de Murano, Bohemia, Venecia… Vinieron los mejores maestros de lugares remotos y se elaboraron todo tipo de objetos decorativos y de uso común.

Los hornos estuvieron repartidos por el pueblo y los alrededores y algunos de sus propietarios fueron gente destacada como los Marqueses de Villena. Los vidrios se vendieron muy bien en la capital y en otros lugares y Cadalso llegó a ser un pueblo próspero y rico, pero la competencia alemana no pudo con ellos. En 1923 se apagó el último de los hornos de este pueblo singular.

Algunos de aquellos productos de vidrio se encuentran repartidos por los mejores museos de Europa. En Madrid quedan piezas en los Museos Arqueológico Nacional, Artes Decorativas y en el Instituto Valencia de Don Juan.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Foto extraída del blog Cadalso Vive

Pero además de sus vidrios, Cadalso cuenta con otros atractivos, como el Palacio de Álvaro de Luna o de Villena, un bello ejemplar renacentista del S. XVI con unos espectaculares jardines, estanque, cenadores y templetes. Su iglesia, del S. XV- XVI de estilo gótico- herreriana, la fuente de los álamos y sus casas solariegas son algunas de las paradas obligadas del visitante.

Cadalso fue una plaza importante y por eso allí descansaron varios monarcas como Isabel la Católica, Carlos V o Felipe II y en su palacio nació el infante Luis de Borbón, hijo de Carlos IV. Y, por último, parece que también en su convento estudió un sobrino de Santa Teresa.

Más información en “Pueblos y paisajes de Madrid”, de Javier Leralta.

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies