En la Plaza de Jacinto Benavente nos encontramos con el llamado Palacio de los Cinco Gremios, construido por José de la Ballina en 1791 para los cinco gremios mayores (sederos, teleros, pañeros, joyeros y drogueros o especieros) que, en 1763, habían fundado la Compañía de los Cinco Gremios Mayores, de ahí su nombre con el que se conoce este edificio. Luego pasó a ser el Banco de San Fernando, en 1815, y más tarde cuando este banco se transformó en el Banco de España se convirtió en la sede de la Dirección General del Tesoro, del Ministerio de Hacienda. Actualmente es la sede de la Dirección General de Registros.

Es de estilo neoclásico, con tres fachadas a la calle de Atocha, plaza de Benavente y calle de la Bolsa. Fue construido en piedra (planta baja) y ladrillo (resto de plantas), con la bicromía característica de muchos edificios de Madrid. Consta de cuatro plantas. En la planta baja se abren vanos rectangulares con guardapolvos. La portada principal se encuentra en la calle de Atocha, que luego se duplicó en la fachada de la plaza de Benavente. Se presente en dístilo, es decir, portada de columnas dóricas, que sustentan un entablamento con triglifos y metopas, sobre el que se apoya el balcón principal de frontón curvo. Los balcones en las dos primeras plantas se decoran alternando frontones curvos y triangulares, que se encuentran marcados por una imposta que recorre todo el edificio.

En el año 1948 se le añadió un ático con pequeños vanos sobre la cornisa. El edificio se remata con un murete de ladrillos separados por machones.

Texto incluido en nuestra novedad ‘Paseos por el Madrid de los Borbones