nav-left cat-right
cat-right

El Molar, un pueblo con aguas de leyenda

El Molar es una pequeña población situada en el norte de Madrid, muy recomendable para visitar en esta época del año. El pinar del cerro de la Corneja es un buen sitio para pasear y desde la ermita de San Isidro se puede echar un vistazo al valle del Jarama.

Algunos documentos atestiguan que el pueblo fue famoso por unas aguas que curaban todas las enfermedades. Un agua de un sabor no muy agradable pero que fueron explotadas desde el S. XVII hasta el siglo pasado.

Aquellas aguas medicinales brotaban del manantial de la Fuente del Toro. Se la conoce con ese nombre porque parece que hace mucho tiempo un toro, enfermo de un tumor, abandonaba la manada para beber instintivamente de un manantial situado a un kilómetro de El Molar. El animal mejoró ante la extrañeza del pastor.

La fama de estas aguas se extendió a la corte y fueron probadas por personajes tan ilustres como Francisco de Goya, Manuel Godoy, la Duquesa de Alba, el Conde de Romanones o la infanta Isabel.

Tanta fue su popularidad y excelentes referencias, que en 1846 se levantó un balneario que contaba con baños de chorros y pilas para los baños generales. Pero un incendio y unas filtraciones en una conducción del Canal de Isabel II forzaron el cierre de la empresa a mediados de S. XX.

Ahora, el colectivo comarcal Sierra del Jarama ha retomado el agua como argumento para hermanar a los pueblos fronterizos con el río y han levantado fuentes de granito que podemos ver al inicio de la carretera de El Vellón.

Otro de los atractivos del pueblo se encuentran bajo tierra, en las más de 400 cuevas moriscas o caños que sirvieron de refugio en tiempos de guerra y que ahora son explotadas como bodegas y mesones. Se pueden encontrar en las entrañas de los cerros de la Torreta y el Cabezo.

La Iglesia de la Asunción, de estilo gótico- renacentista es un lugar de para obligada para el visitante. La patrona de El Molar es la Virgen del Remolino y su ermita está cerca del Jarama, donde la tradición dice que se apareció a un labrador.

Más información en Pueblos y paisajes de Madrid, de Javier Leralta.

 

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies