nav-left cat-right
cat-right

El Madrid de las justas y torneos

Bajando la Calle de la Puente, a la derecha, allá por el Siglo XVII seguía en activo el Campo de la Tela, la antigua almuzara musulmana, separado del Campo del Moro por una valla con puerta y caseta de guardia. Hasta Góngora dijo: “Téngoos, señora Tela, gran mancilla…”. Se convirtió pronto en un exitosos picadero y zona de fiestas, por donde se veía bajar a las doncellas con sus señoras de compañía, y que algunas sonadas fiestas cruzaban hasta la Casa de Campo, lugar predilecto para citar y convites de enamorados, como recoge Lope de Vega en varias de sus obras. Tanto en la Casa de Campo como en la Tela se hicieron frecuentes los lances y desafíos. En una finca lindante, propiedad del Duque de Gandía, cayó este fulminado por un rayo cuando intentaba seducir a una dama de la Corte de la que estaba enamorado.

Solían consistir las justas en los ya comentados juegos de cañas o torneos simulados de lanza y adarga a caballo, en los que se uniformaban bandos ataviados de moros y cristianos, y mascaradas, que eran carreras nocturnas a caballo con jinetes engalanados que causaban gran expectación.

También tenían lugar en la Tela los eventos taurinos antes de ser habilitadas la Plaza Mayor. Corridas ordinarias por San Isidro, San Juan y Santa Ana o extraordinarias patrocinadas por los reyes en acontecimientos señalados, tuvieron por escenario este emplazamiento, así como capeas y encierros muy documentados por los pintores del Siglo de Oro.

Se dice que el nombre de tela significa pista (talaq en árabe) o campo de torneos, designándose más concretamente la valla longitudinal que separaba la carrera de ambos contendientes. En 1590 Felipe II había destinado oficialmente este espacio de propiedad regia a tales fines. Con el transcurrir de los siglos la Tela quedó para actividades menos lucidas, como el almacenamiento y quema de basuras, y la explanada elegida para esto se fue alejando al extrarradio.

Extracto de nuestro libro: Madrid y su río

MADRID Y SU RÍO

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR