La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid aprobó, en su primera reunión del curso político, la rehabilitación y ampliación del recinto del Hipódromo de la Zarzuela. El Plan Especial que regulará las obras pretende proteger y poner en valor las instalaciones impulsando las carreras de caballos.

El Hipódromo es una construcción que se incluye en el Catálogo de Edificios Protegidos del Plan General de Madrid con nivel 1 de protección, grado singular. Fue declarado Bien de Interés Cultural, con la categoría de monumento en octubre de 2009.

Foto: El País

El conjunto fue diseñado por los arquitectos Carlos Arniches y Martín Domínguez, mientras que las tribunas fueron obra del ingeniero Eduardo Torroja cuando corría el año 1934.

Las obras incluyen la adaptación y redefinición de los recorridos peatonales y de los caballos, la recuperación de la fachada del restaurante, la restauración de las tribunas y el derribo de aquelllos elementos sin valor arquitectónico que se han ido agregando con los años.

Se trata, en definitiva, de recuperar el diseño original. El proceso pasará por rehabilitar las estructuras, recuperar las galerías de comunicación y descubrir la imagen original del paddoc, separando el tránsito del público del de los caballos. En las zonas públicas se mejorarán los accesos y se reservará un espacio en los ensilladeros para ampliaciones futuras.

Más información en El País y Madridiario.