Hace algo más de una semana publicábamos la noticia de que se iba a subastar la fotografía más antigua de Madrid. Pues bien, hoy contamos el desenlace. La casa de subastas Soler y Llach con sede en Barcelona la subastó el pasado jueves.

Se trataba de un daguerrotipo tomado entre 1840 y 1850 con una vista de Madrid y de autor desconocido. Recordamos que es la imagen más antigua de la ciudad y el primer daguerrotipo escénico español del que existe constancia- una joya, en otras palabras-.

Rafael Levendfeld, en nombre de la colección de fotografía española de la Universidad de Navarra, ofreció 30.000 euros como precio de salida. Desde Internet, alguien pujó por 31000 euros. Levendfeld superó la puja en 1000 euros y se le adjudicó la pieza. No hubo más ofertas.

Sin embargo, el Estado ejerció el derecho de tanteo, que permite adjudicarse por el precio de la última puja las piezas en las que está interesada alguna institución. De momento se desconoce quien está detrás. Entre las posibilidades se barajan un ayuntamiento, comunidad, museo u organismo cultural.

Cuando el Boletín Oficial lo publique sabremos a dónde ha ido a parar este tesoro del pasado. Según recoge Luis Fontanella en su libro “Historia de la fotografía en España desde sus orígenes hasta 1900” la imagen ofrece una vista de la parroquia de Nuestra Señora del Carmen y San Luis, en la calle del Carmen.

Más información en El País.