nav-left cat-right
cat-right

El Callejón del Mellizo y su origen milagroso

Reinaba Felipe IV cuando llegó a oídos de la Inquisición que en un convento de Carrión de los Condes existía una monja milagrera que gozaba de enorme popularidad, debido al eco de sus “milagros” entre los habitantes de aquellos contornos. Cuando viajaba conducida por la Justicia para prestar declaración en Valladolid, ocurrieron algunos hechos prodigiosos que se achacaron a la santidad de sor Luisa, que así se llamaba la religiosa. Quizá el que vamos a relatar no fuera el más notable de ellos, pero sí uno de los que ha llegado hasta nosotros, dando nombre a una calle de Madrid.

Coincidió la monja en una venta con una mujer muy joven, madre de dos mellizos, que veía con amargura cómo sus pequeños, ya muy desnutridos, estaban a punto de fenecer: ella no tenía leche para amamantarlos. Entre los llantos de la mujer y el cada vez más apagado lloriqueo de los recién nacidos, la monja se hizo con la situación y consiguió que de las ubres, antes estériles, brotara leche como brota el agua de los caños de una fuente. ¿Cómo lo logró? No lo dicen las crónicas. Lo que sí sabemos por ella es que, aprovechando el asombro y la admiración de cuantos presenciaron el suceso, incluidos los hombres que la custodiaban, sor Luisa huyó. Fue encontrada más tarde y conducida a la cárcel, donde murió unos años después.

Falleció también uno de los mellizos. El otro se trasladó a Madrid con su madre, y cuando tuvo uso de razón, se dedicó a relatar el milagroso suceso de su niñez a todo el que quería escucharle. Se le consideró un predestinado y le llovieron las donaciones, hasta tal punto que con la suma de ellas pudo comprar casas y terrenos que a su muerte dejó para la Cofradía del Saintísimo Sacramento.Y, como recuerdo, nació en Madrid el Callejón del Mellizo, en el hoy castizo rastro.

Relatos del Viejo Madrid. Leyendas de la A a la Z

Podrás encontrar esta historia en nuestro libro ‘Relatos del Viejo Madrid. Leyendas de la A a la Z‘.Relatos del Viejo Madrid. Leyendas de la A a la Z

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies