nav-left cat-right
cat-right

Cómo salvar las burbujas rojas del Mercado de la Cebada

En una vista aérea de Madrid se divisan con facilidad las seis burbujas de hormigón rojo que cubren el mercado de la Cebada. Están ahí desde la década de los setenta del pasado siglo.

El Ayuntamiento de Madrid busca un inversor que financie las obras para la reconversión del mercado en un hipermercado, más acorde con los nuevos tiempos y que libere la plaza, según dice el proyecto municipal. La idea es que se comience en el segundo semestre de 2012.

Por su parte, la Plataforma en Contra de la Privatización del Mercado de la Cebada, integrada por comerciantes, vecinos, asambleas de barrio, arquitectos y representantes del movimiento “slow food” lucha para que no desaparezca este mercado tradicional y la singularidad que supone su edificio.

Foto: Uly Martín (elpais.com)

Javier García-Gutiérrez Mosteiro, catedrático especializado en conservación y restauración del patrimonio asegura que las burbujas rojas tienen un indudable valor arquitectónico y que “registran un momento histórico muy concreto, un paréntesis brutalista dentro del racionalismo imperante en la arquitectura contemporánea de la ciudad”.

En lo único que están de acuerdos seguidores y detractores de este edificio es que el mercado que existía antes de éste era mejor. Se construyó en 1875 y duró ochenta años en pie. Su conservador, el académico García Arangoa, defendió su supervivencia pero finalmente el Ayuntamiento lo demolió y fue el propio Arangoa quien construyó el sustituto.

Más información en El País.

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies