nav-left cat-right
cat-right

Un oso en la Plaza de Santa Ana

Leemos en un diario del 30 de octubre de 1867 una curiosa y violenta protesta de alguno de los redactores en la que, desde luego, lleva toda la razón y hasta podría pensarse que demasiado para que haya sido posible. Denuncia el periodista que alguien cuyo nombre no parece conocer, todos los días colocaba, sujeto a la verja de la plaza de Santa Ana, no un perrillo, sino nada menos que un oso. El animal se pasa allí todo el...

Alfonso XIII, un monarca muy guasón

Alfonso XIII se hallaba un día de caza en las cercanías de Madrid. Mientras los otros monteros seguían el rastro a los venados, el monarca se sentó a descansar bajo la sombra de una encina. Se acercó entonces un labrador y le habló: Oiga, ¿Sabe usted si es cierto es de que el rey anda por aquí cazando? En efecto, así es buen hombre. ¡Caray, pues es que a mí me gustaría mucho conocer al rey! El rey, divertido con...

Las casas de Cervantes

Miguel de Cervantes Saavedra (1547-1616), la cumbre más alta de la literatura española, nació en Alcalá de Henares y residió los últimos años de su vida en Madrid, donde no tuvo casa propia, sino que vivió de alquiler, residiendo en diversas viviendas. En 1604 se encuentra en Valladolid, donde se hallaba la corte de Felipe III. Aquí se vio envuelto en un proceso al morir a la puerta de su casa un caballero, pero al...

Muertes en la Plaza Mayor de Madrid

En el verano de 1641 sería ejecutado en la Plaza Mayor un peligroso espía, acusado de falsificar más de 300 documentos, que con las firmas falsas del rey y del conde-duque, había hecho pasar a los gobiernos de varios países. El objetivo perseguido por el condenado, era cobrar a los embajadores acreditados por Madrid fuertes sumas de dinero por esos documentos falsos. El tribunal le condenó a morir despedazado...

El Salón del Prado

El paseo del Prado se halla entre la plaza de Cibeles y la plaza del Emperador Carlos V. Inicialmente el entorno del paseo actual era una vaguada por donde pasaba el arroyo del Prado. El tramo central del paseo comprendido entre Neptuno y Cibeles era, hasta el siglo XVIII, una frondosa alameda con fuentes que limitaba en la acera de los pares con diversas huertas de la ciudad y, en el lado de los impares, con el barranco del...

La Cuesta de los Ciegos

Cuenta la leyenda que estando San Francisco de Asís de ruta por España, en su camino entre Granada y Santiago, pasó por Madrid unos días. Caminando por los alrededores de donde está hoy situada la iglesia de San Francisco el Grande, donde tenía ubicada su choza, se encontró con un ciego que le pidió una limosna. El de Asís mojó sus dedos en el aceite de la lámpara que usaba para alumbrar el camino al caer la noche...

Lope de Vega murió por dejación

Lope de Vega comía con unos amigos cuando se sintió fatigado en exceso. Era el 6 de agosto de 1635. Tenía el escritor 72 años y un corazón que “no le cabía en el cuerpo”. A pesar de sentirse al borde de la muerte, continuaba con sus quehaceres diarios. Se levantaba muy temprano, a las cinco de la mañana, para cumplir con sus deberes sacerdotales; regaba el jardín y escribía; almorzaba apenas un torrezno, aunque...

La Corrala de la Calle Sombrerete

Las Corralas eran las tradicionales viviendas antiguas de Madrid, aún quedan algunas en pie en los barrios de Lavapiés o Chamberí. Eran viviendas de baños y servicios compartidos por toda la comunidad de vecinos. Todas ellas daban a un patio con escaleras y balcones donde se hacía mucha vida. En los partidos había incluso corrales, de ahí el nombre de corralas. En la Calle Sombrerete vivió, en tiempos muy remotos, un...

Una muerte calurosa en la Plaza Mayor

En 1634 era corregidor de Madrid el conde de Revilla. Habían comenzado las obras del Real Sitio del Buen Retiro: los Jerónimos. Lope de Vega, que había publicado La Dorotea, moriría un poquito después, en 1635. El corregidor asiste y preside una corrida de toros en la Plaza Mayor, que resultaría fatal para él. Se corren astados mandos, faltos de trapío, sin fuerzas. Empiezan los primeros abucheos, que se van...

Enemigos por el Barrio de las Letras

Un escritor del Siglo de Oro llamado Cristóbal Suárez de Figueroa dice en su libro El Pasajero que los poetas “gruñen por envidia, ladran por odio y muerden por venganza”. Y no le faltaba razón, pues pese al encumbrado estilo de poetas y dramaturgos las inquinas personales rozaban los más bajos niveles. Cervantes tuvo varios enemigos pero quizás, el más destacado de todos fuese el mismísimo Lope de Vega. Quince...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies