Los niños y niñas de antes jugaban, corrían y saltaban en las calles de Madrid al son de canciones populares. Era muy común jugar a la cuerda, al corro, a la pelota y a las palmas, por ejemplo, acompañados de compases musicales.

De este modo, el atentado del anarquista, Mateo Morral contra los recién casados Alfonso XIII y Victoria Eugenia fue objeto de copla. Parece que el terrorista les tiró un ramo de flores con una bomba escondida a los nuevos contrayentes cuando pasaban con la comitiva real por la calle Mayor. El “regalo” produjo numerosas víctimas mortales y heridos.

jugar al corroEl hecho en sí, motivó la siguiente canción infantil:

En la Plaza Mayor

ha caído una bomba

y ha ido a parar

a la reina Victoria.

Victoria está mala

y el rey no la quiere,

por eso Victoria

de pena se muere.

Subid a la sala,

subid al salón,

a ver si Victoria

se ha puesto mejor.

Cuatro cosas tiene Valencia

que en mi vida he visto yo,

son naranjas, son limones,

agua fresca del río Nalón

¡Nalón!

Como se puede observar, y como ocurre en muchas canciones infantiles, muchas veces la fantasía supera la realidad, lo decimos por lo de la Plaza Mayor (en lugar de calle) y por lo de la “pena” de la reina…

Más información en Pasemisí, pasemisá. Canciones y juegos infantiles de Madrid, de Reyes G. Valcárcel y Ana María Écija.